conjunto de bebe

La llegada de un bebé cambia por completo la vida de los papás y del resto de la familia, desde el momento en que conocemos su sexo, corremos a comprar todo lo necesario para que ese bebé sea el mejor vestido. En la actualidad, las cosas han cambiado mucho en la industria de la moda para bebé, podemos encontrar desde los conjuntos bebe más clásicos hasta los más modernos, eso sí, siempre buscando bebés que marcan tendencia con su ropita.

Se acabo el vestir a las niñas de rosa y a los niños de azul, las últimas tendencias visten a los más pequeños con prendas llenas de colorido: amarillo, rojo, verde, gris, azul, rosa. Conjuntos que combinan el punto con los tejidos estampados de flores, cuadros, rayas. Conjuntos de primera puesta donde el faldón es el protagonista, combinado con jersey de punto calado o liso con adornos de lazos y flores. Estos conjuntos bebe de primera puesta quedan ideales si se acompañan de patucos y capota a juego. Por supuesto los colores pastel siguen y seguirán marcando tendencia: rosas, azules, amarillo y verde pálido y la apuesta segura del color blanco.

Si lo que se busca es darles a los niños un aspecto más casual en invierno, las tendencias nos traen conjuntos austríacos y jacquard: pantalón corto de punto, chaquetas, vestidos, peleles, chaquetones, pantalón largo, capotas. Todos ellos en colores fuertes como el rojo, marrón, gris y granate y con cenefas combinadas.

Es muy importante, además de buscar las últimas tendencias en conjuntos bebe, que esas prendas sean de máxima calidad y cómodas. Los tejidos deben ser naturales, sin fibras artificiales que puedan irritar la piel del bebé. Los botones deben ser diminutos para que, si están situados en la espalda, no le molesten cuando esté tumbado. Es aconsejable elegir siempre prendas que sean fáciles de poner y quitar.

Consejos de lavado


La piel del bebé es delicada, por esa razón se recomienda lavar su ropa separada del resto. Elegir siempre un detergente neutro, siendo preferible evitar el suavizante ya que puede irritar su piel. Se desaconseja el uso de lejía u otras sustancias químicas. Siempre es mejor lavar a mano que en la lavadora, de esa manera las puntillas, encajes, lazos, etcétera, no se estropearan. Es importante enjuagar bien las prendas para que no queden restos de detergente y así evitar problemas en la frágil piel del bebé.