La canastilla para el bebé, lleva las prendas de primera puesta (jubones, bodys, faldoncitos, polainas, peleles, etc) productos de higiene, biberones, pañales, algunos juguetes,...pero aquí me voy a centrar más en la ropa. A lo largo de todo el embarazo nos preguntamos y fantaseamos sobre qué llevaremos al hospital, cómo será la ropita con la que sacaremos a nuestro bebé de la clínica,...no voy a decir que es muy importante ni definitorio, pero nos gusta tenerlo todo preparado y pensado (sobre todo con el primero, con ese siempre experimentamos...con los demás vamos ya con la experiencia, y ya sabemos a qué nos atener). Hay sitios donde no te permiten ponerle la ropita que tú lleves mientras estás allí con él, así que con que lleves el conjunto para cuando salgáis será suficiente. En otros, en cambio, lo tienes que vestir desde el primer momento, por lo que ya te suelen dar una lista de lo que tienes que llevar.


Para el principio son muy importantes los bodis de algodón (de manga larga o corta, según la época del año), los pijamas, gorros y manoplas. También son necesarios algunos conjuntos de jersey y polaina para exterior, o peleles enterizos con pie. Ahora, muchas personas son reticentes a la hora de ponerles faldones, la verdad, no puedo decir otra cosa más que son muy cómodos. Los bebés van muy frescos, y para cambiarles el pañal van genial. Las polainas y los jerseys facilitan bastante el cambio, pero con los peleles hay que tener en cuenta que abran enteramente por la espalda.
En cuanto al material, es conveniente que sea de algodón o de dralón. Ambas son fibras que funcionan muy bien con la piel del bebé. El algodón es natural, y parece mejor, pero el dralón es una fibra muy probada con los mas pequeños y da un resultado fantástico. Esto último es bastante importante, porque hay que tener en cuenta que la ropa del bebé hay que lavarla continuamente, por lo que tendrá mucho desgaste.

Es importante también llevar una mantita o toquilla con la que arropar el bebé. Las hay de infinidad de materiales y colores. Lo más apropiado son las de tejido de algodón o dralón. Las mantas de bebé merecen mención aparte, así que las dejaremos para otra entrada.